menu

La exposición ‘Solar K’ repasa las decenas de proyectos que se presentaron para el lugar donde hoy se ubica el Kursaal

Actualidad / 24 octubre, 2019

Ahora que se cumplen 20 años desde que se construyó el edificio de Rafael Moneo, profesores y estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la UPV/EHU enseñan la historia del solar.

 Entre los años 1964 y 1989 se convocaron tres concursos diferentes y se presentaron un total de 135 propuestas de equipos arquitectónicos.

 El actual Palacio propició un intenso debate en San Sebastián, entre quienes “defendían una imagen congelada de la Belle Époque y los que apostaban por su vocación de moderna capital cultural”.

El Kursaal de San Sebastián cumple ahora 20 años desde su inauguración. El proyecto de Rafael Moneo, uno de los iconos más reconocibles de la capital guipuzcoana, ganó un concurso que supuso un largo y complejo debate en la ciudad. Profesores y estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han decidido hacer un repaso a aquel proceso, que duró 25 años (de 1964 a 1989) en los que se presentaron 135 equipos arquitectónicos en tres concursos diferentes.

Horarios de la exposición

La exposición se enmarca dentro de la Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi MUGAK, y estará abierta al público desde hoy, 23 de octubre, hasta el 8 de diciembre en el vestíbulo del auditorio del propio Kursaal. Se podrá ver de 11 a 14 horas, de viernes a domingo (excepto el 15 de noviembre), así como en todos los eventos que se organicen en el auditorio en este periodo.

La exposición no trata de ser “un relato histórico, una recons­trucción llena de datos y explicaciones de lo ocurrido”, sino “un recorrido visual y neutro por aquellas soluciones que diversos equipos de arquitectos han pensado para una situación tan singular como el Solar K”, explican sus impulsores. La investigación ha estado liderada por el doctor arquitecto Mario Sangalli, profesor de la UPV/EHU y miembro del Archivo Peña Ganchegui, que también ha participado en la muestra. El resto del equipo lo componen los investigadores Felipe Aurtenetxe, Ana Azpiri, Diego Rodríguez e Iñigo Viar y los estudiantes Paúl Campo, Ander Guerra, Adrián López y Laila Medina.

En la muestra se puede ver, por supuesto, el edificio actual ideado por Rafael Moneo, e inaugurado ahora hace 20 años. Y también una selección de 20 maquetas a escala 1/500, siguiendo un orden crono­lógico. Las maquetas aparecen liberadas de todo contexto, ajenas al lugar, situación o proble­mática particular. Limpias, blancas, abstractas. Se presentan como una secuencia de soluciones forma­les a un mismo problema. Cerrando la secuencia se muestra el edificio que ocupó original­mente el solar.

En ese recorrido se pueden repasar proyectos de grandes nombres de la arquitectura. Además de la propuesta del propio Moneo, premio Pritzker en 1996, figuran otras del tercer y último concurso a cargo de Mario Botta, Norman Foster, Arata Isozaki, Juan Navarro Baldeweg, y el equipo formado por Luis Peña Ganchegui, José Antonio y Mateo Corrales.

También aparecen proyectos presentados en el primer concurso (1964 y 1965), llamado entonces EuroKursaal. El programa incluía, entre otros, un hotel de lujo, viviendas, cinematógrafo, piscina cubierta, sala de baños, oficinas, restaurantes, pista de patinaje y galerías comerciales. Lo ganó el equipo formado por el británico Jan Lubicz-Nycz, el italiano Carlo Pelliccia y el norteamericano William Zuk. En general, las propuestas de aquella época responden “a la po­tencia expresionista de aquellos años”.

El segundo concurso, bajo la denominación Gran Kursaal, abarcó la etapa 1972-75, y pedía también un hotel de lujo, viviendas, garajes, sala de convenciones, piscina, gimnasio, oficinas y restaurante. Resultaron ganadores José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún, por delante de Francisco Javier Sáenz de Oiza. Aquí, las propuestas son “más ur­banas” y “ensayan diferentes modelos de ocupación de una manzana de ensanche”.

En el último concurso, convocado en 1989, el proyecto de Moneo hace “la lectura más acertada del lugar”, según los impulsores de la exposición, y “tiene la virtud de hacer compatible su condición de icono autónomo enfrentado al mar, con la de equipamiento urbano, que dialoga con la ciudad a la que da servicio”.

Encuentro Rafael Moneo e Iñaki Gabilondo

El próximo 28 de noviembre a las 18:00 tendrá lugar en la Sala de Cámara del Kursaal un encuentro entre el arquitecto Rafael Moneo y el periodista Iñaki Gabilondo que charlarán sobre el impacto del Kursaal como motor económico y elemento transformador del entorno, sobre la evolución misma del edificio y su adaptación a las nuevas necesidades y tecnologías.

Para asistir al encuentro, los interesados deben obtener invitaciones en la web del Kursaal a partir del 24 de octubre. Las entradas son gratuitas hasta completar el  aforo. En el caso de que se complete el patio de butacas de la Sala de Cámara, las personas que cuenten con invitación podrán seguir el encuentro en una sala anexa vía streaming.