Actualidad / 17 noviembre, 2015

  • Christian Zacharias, un invitado habitual de la ciudad, hará un recorrido por algunos de los compositores que han escrito obras maestras para el teclado: de las sonatas barrocas de Soler y Scarlatti hasta el impresionismo de Ravel, pasando por algunas de las obras más brillantes del romántico Chopin.
  •  El concierto se celebrará el miércoles 18 de noviembre a las 20:00 en el Kursaal.
“No esperes encontrar en estas composiciones intenciones profundas, sino más bien un ingenioso jugueteo del arte para ejercitar la ejecución atrevida en el clavecín”. Así encabezaba Domenico Scarlatti la primera edición de sus “sonatas” para clave, por las que es universalmente reconocido. Cuando en 1738 publica sus Exercizi, no les da el título de sonatas. ¿Son sonatas, ejercicios, estudios, suites? Algunas de ellas son una y otra cosa, y la mayoría de los exercizi son piezas virtuosísticas, a veces extremadamente brillantes y difíciles. Su música es alegre y viva, y ejerció una influencia considerable sobre sus contemporáneos y sobre sus sucesores directos, como el padre Antonio Soler. La sonatas de Soler están impregnadas del recuerdo de Scarlatti, a pesar de no utilizar los mismos medios. El compositor catalán es mucho menos sensible que su maestro a la influencia de la guitarra, si bien su lenguaje es esencialmente español. Es uno de los representantes de la escuela española de clavecín, escuela que surge a la sombra del poder de la guitarra de la época. La delicadeza y melancolía de la Sonatine de Ravel sirve de puente entre ambos autores, obra que se encuentra en las antípodas en cuanto a estilo y técnica de ejecución. Christian Zacharias consagra la segunda parte del programa a Chopin. El compositor polaco cultivó el piano bajo las formas más variadas: polonesas, valses, mazurcas, scherzos, nocturnos, baladas, rondós… Formado en el estudio de Mozart y Bach, cuya influencia es evidente, representa un espíritu clásico dentro de un alma romántica. En su obra para piano, que no procede nunca de ninguna idea literaria, el sentimiento prima siempre sobre la representación. Las mazurcas fueron una constante en su producción pianística, y junto a las polonesas, son el reflejo del sentimiento nacional al que siempre está ligada su música. Sus scherzos son en cambio puro virtuosismo y fantasía. CHRISTIAN ZACHARIAS Miércoles 18 de noviembre / 20:00 36 / 29 / 23 / 19 / 12 € Obras de Scarlatti, Soler, Chopin y Ravel carrito Comprar entrada

La Orquesta Barroca de Sevilla trae a la temporada de Kursaal Eszena los conocidos «Conciertos de Brandemburgo» de Bach

En el 300 aniversario de la conocida obra del compositor alemán. El jueves 2 de diciembre, la Orquesta Barroca de Sevilla ofrecerá un concierto en el Auditorio Kursaal, dentro de la programación de clásica de […]

Mariza homenajea a Amália, la gran diva del fado, en su regreso a Kursaal Eszena

El martes 30 de noviembre, Mariza, cantante reconocida como la gran voz portuguesa de la actualidad, regresa a la programación de Kursaal Eszena con un concierto que supone una doble celebración: al mismo tiempo que […]

Mozartland o cómo dar a conocer a Mozart a niños y niñas a partir de 3 años, de la mano de Kursaal Eszena

Este sábado 27 de noviembre, la Sala de Cámara del Kursaal acogerá el concierto-espectáculo Mozartland, la primera de las propuestas familiares de Kursaal Eszena para esta temporada. Dirigido a niños y niñas de a partir […]