menu

Javier Camarena, “el tenor de los récords”, debuta en el Kursaal

Actualidad / 6 abril, 2016

El aclamado tenor Javier Camarena, acompañado del pianista Ángel Rodríguez, actuará el 6 de abril en el Auditorio Kursaal de Donostia,  presentando un vistoso programa para su debut en San Sebastián, con el clásico recital que combina arias de las óperas más representativas de su repertorio, con una segunda parte de canción, en un orden inverso al habitual.

Javier Camarena (Xalapa, México, 1976) se ha convertido en el furor del mundo de la ópera, siendo el tercer cantante en los últimos setenta años en ofrecer un bis en el Metropolitan de Nueva York, junto con Pavarotti y Flórez. Actualmente es considerado como “el tenor de los récords” y es una de las figuras emergentes del panorama lírico internacional, siendo ovacionado en los teatros y auditorios más prestigiosos del mundo. Esta hazaña la repitió el año pasado en el Teatro Real de Madrid, al interpretar 18 “do de pecho” perfectos al bisar el aria “Ah! Mes amis, quel jour de fête” de “La fille du regiment », siendo el primer tenor en repetir en dos funciones consecutivas en la historia de ambos teatros. Admirado por la belleza de sus interpretaciones en una colección de gran virtuosismo y dificultad, interpreta habitualmente los roles principales del repertorio y bajo las batutas más destacadas.

El belcanto vivió su época de oro con Rossini, Bellini y Donizetti, quienes buscaban la perfecta producción del legato a lo largo de todo el registro vocal, desarrollando también elementos virtuosísticos como la coloratura, el trino, la excelencia de los agudos y sobreagudos y el manejo perfecto de la respiración. La brillantez y exigencia vocal de arias como “Tombe degli avi miei” o “Ed ancor la tremenda porta” precederán a la famosa “Ah! Mes amis, quel jour de fête”, considerada el Monte Everest de los tenores líricos.

La segunda parte del programa combina repertorio italiano, español y latinoamericano, con obras del prolífico Tosti, la estrella de un solo éxito Gastaldón (con su celebérrima “Musica proibita”), la pieza de zarzuela más interpretada de Sorozabal… y para terminar, un homenaje a su tierra, con los mexicanos Grever y Lara, así como con la melancolía argentina de “La rosa y el sauce”.