menu

El compositor de la banda sonora de ‘Amelie’, Yann Tiersen, y la lider de Pretenders, Chrissie Hynde, actúan esta semana en el Kursaal

Actualidad / 20 octubre, 2014

Yann Tiersen uno de los músicos más respetados de su generación, saltó a la fama internacional en 2001 al filmar la banda sonora del filme “Amélie”. Sin embargo, su carrera es mucho más que eso, antes y después de esa fecha.
Él mismo se desmarca en sus declaraciones del calificativo de compositor de música para películas -”no soy un compositor y tampoco tengo un pasado en la música clásica”- y su biografía lo ratifica desde edad temprana, pues tras estudiar violín y piano desde los 6 a los 14 años, e incluso tantear la posibilidad de ser director de orquesta, se rebeló contra eso e inspirándose en Joy Division y The Stooges cogió la guitarra eléctrica y se adentró en el post-punk durante la segunda mitad de los 80.
Fue el primer paso intrépido de una trayectoria que se ha ido alimentando y abrillantando a golpe de extravagancias melancólicas y que ha sabido destilar en una misma botella influencias de lo más variopinto, de la música callejera a la vanguardia, del minimalismo al rock, del vals a la chanson. Al margen de tres bandas sonoras, la citada de “Amélie”, más las de “Goodbye Lenin!” (2003) y “Tabarly”(2008), y de tres álbumes en directo, el último de ellos “On Tour” (2006), su discografía, inaugurada en 1995 con “La Valse des monstres”, cuenta ya con siete títulos.
El octavo, “Infinity”, eje central de su concierto, publicado este mayo y registrado en Islandia. Producido por el propio Tiersen, y mezclado junto a Gareth Jones y Daniel Miller, incluye temas cantados en bretón, feroés e islandés.

o    Chrissie Hynde, 22 de octubre, 20:00. 45€
La gira de presentación de su último trabajo llegará al Kursaal el 22 de octubre  al cubo grande, en lo que será la única fecha de la artista en Europa Compuesto por once canciones, Chrissie Hynde  ha contado en este último trabajo con la estrecha colaboración del sueco Björn Yttling, de Peter, Björn And John, que la ha empujado a explorar sus inclinaciones más pop con una colección de canciones donde mandan las baladas y los tiempos medios.
Icono rockero desde finales de los 70, cuando comenzó a liderar The Pretenders. En los años formativos esta estadounidense quedó atrapada en la red de la British Invasion (The Beatles, The Rolling Stones, The Who, The Kinks) y pasó a la acción.
Tras un primer grupo universitario en el que militaban futuros miembros de Devo y un nuevo estado de shock, esta vez debido al proto-punk de The Stooges y a The Velvet Underground, marchó a Londres para, desde la atalaya laboral de crítica de rock, infiltrarse en la escena de la capital británica. Triunfó en ello y con la inspiración del back to basics que proponían The Clash y, también, el amplio conocimiento de la historia del rock de esta nativa de Akron (Ohio), montó The Pretenders.

Debutaron con un LP homónimo en 1980 y fueron superando tragedias (dos componentes muertos por sobredosis en los albores de su carrera) y cambios de formación mientras dejaban clásicos por el camino (el citado, más el segundo, “Pretenders II”, de 1981, y el tercero, “Learning To Crawl”, de 1984, serían los ejemplos más flagrantes.). Al margen de las novedades y giros del destino, Hynde, con su voz y carisma, se mantenía siempre como el ancla que amarraba el barco. En 2008 cayó “Break Up The Concrete”, álbum que revitalizó a unos The Pretenders en punto muerto desde “Packed!” (1990), y desde entonces Chrissie ha decidido volar en solitario, con un disco en términos de colaboración hace cuatro años, “Fidelity!”, firmado a medias entre ella y el galés JP Jones, y el reciente “Stockholm”.